¡Hola!

Si has llegado hasta aquí es porqué te apetece conocerme un poco más y saber cuál es mi formación en el mundo de la pastelería, verdad?

Soy Clàudia Vigueras, y tengo que confesarte que antes que pastelera fuí periodista, estudié la carrera y cuando llegó el momento de buscar trabajo me di cuenta de que no era lo que quería. Cambié los periódicos por los libros de recetas, y empecé a preparar dulces y más dulces de forma autodidacta y también en la Escuela de Hostelería de Castelldefels.

Más tarde tomé la magnífica decisión de estudiar este oficio que tanto me apasionaba, y me formé en la prestigiosa Escuela Hofmann, dónde aprendí nuevas técnicas y procesos, y dónde luego tuve la oportunidad de hacer un stage de 4 meses en la famosa pastelería de la misma escuela. Una experiencia que sin duda me ayudó a dar un salto enorme como pastelera!

Seguí mi formación haciendo otro stage de 4 meses, esta vez en la conocida pastelería Dolç de Yann Duytsche, en Sant Cugat. Allí aprendí a trabajar dentro de un obrador más grande y con gente de todo el mundo, y vi que no existe solo un modo de hacer las cosas, siempre hay alternativas.

Mientras ocurría todo esto, Frosting Barcelona iba tomando forma.
En 2014 me lancé a crear este pequeño proyecto que ha ido creciendo año tras año gracias a la pasión que hay detrás, y a los clientes que han confiado en mi. Cada encargo

 lo realizo con la máxima ilusión, amor y cariño; y ahora que ya han pasado unos años estoy entusiasmada de ver en qué se ha convertido Frosting Barcelona!

En estos años he pasado de hacer pequeños encargos para amigos y familiares, a encargarme de montar la mesa dulce de una boda o el postre para una fiesta de 200 personas! Y espero seguir creciendo, y poder encarar nuevos retos y proyectos junto a todos vosotros.

Si queréis, estaré encantada de endulzar vuestros días con dulces especiales y únicos. Os invito a pasear por la web y ver los diferentes productos que hago, y a conocer mi día a día en las redes sociales, sobretodo en Instagram.

¡Gracias! Y recordad, la ilusión lo es todo ❤
›Clàudia Vigueras